lunes, 13 de febrero de 2012

La capital mundial del jazz



Cuando uno pasea por Michigan Avenue una fría tarde de invierno siente el gélido viento procedente del Lago Michigan golpear su rostro. A duras penas consigue avanzar unos pasos. Aunque el cielo amenaza nieve, mira hacia arriba y posiblemente aprecie los rascacielos mas impresionantes jamás construidos en el mundo. Las mejores vistas de la ciudad desde el Hancock Center; la torre más alta de Estados Unidos, Sears Tower; las 'torres gemelas' Marina Towers, el edificio del Chicago Tribune... Todos lucen majestuosos. Continua un poco más para cruzar al otro lado del río Chicago. El Loop, también distrito financiero, aguarda entre neones. Cabarets, salones de baile, salas de fiestas y, como no, teatros. Gira por Lake Street hasta el cruce con State. Allí la silueta del iconográfico Chicago Theater, se envuelve bajo la densa tormenta de nieve en esa desapacible tarde de invierno. No muy lejos de ese lugar se encuentra, Maxwell Street, la calle del blues, donde los afroamericanos que llegaban del sur se ponían a tocar. A unas millas de distancia el 'barrio sur', uno de los mayores ghettos negros de Estados Unidos. Bienvenidos a Chicago...

Si a principios de siglo XX, Nueva Orleans era un hervidero musical en ebullición, durante los locos años 20, ese honor le corresponde a 'la ciudad del viento'. Allí se gestó la música más hot del planeta. Por tanto, descubrir Chicago es adentrarse en la propia historia del jazz (también del blues). Como insinúa Leroi Jones en 'Blues People' la ciudad era algo así como "la capital musical de Norteamérica". Había inmigrantes negros, blancos, cantantes de blues rural, estilistas clásicos, músicos de 'fiestas del alquiler', músicos de Nueva Orleans, músicos jóvenes negros y músicos jóvenes blancos. Y todos escuchaban y reaccionaban ante ese choque de culturas.

En la mitología del jazz suele situarse a Chicago como punto final de los recorridos fluviales que, río Mississippi arriba, partían de Nueva Orleans. La imagen no puede ser más poética: barcos de turistas con músicos de jazz amenizando la velada de fondo. Sólo hay un pequeño problema. El río Mississippi discurre bastante lejos de Chicago. Todos los negros que llegaron a la ciudad procedentes del sur lo hiceron por ferrocarril. Como ya dijimos en 'La Gran Migración Musical' casi toda la música de Nueva Orleans se grabó en Chicago. Pero además se da una doble paradoja porque muchos de los sonidos asociados al jazz de Chicago evolucionaron en Nueva York.


Por ello, tal vez hablar de una única capital en la caótica geografía del jazz sea algo aventurado y también injusto. Aparte de Nueva Orleans -ciudad que lo vio nacer-, el jazz ha pasado por ciudades como Kansas City, Los Ángeles, Saint Louis, San Francisco o Detroit (entre otras muchas) y cada una ha aportado su granito de arena a su desarrollo y evolución. Sin embargo parece indiscutible que Nueva York y Chicago se situan como las dos urbes más influyentes. En ese sentido, esta última parte con cierta ventaja por su carácter fronterizo y de cruce de caminos.

Para Leroi Jones, Chicago es la ciudad que atrajo en primer lugar a los inmigrantes negros debido a una potente industria pesada, dispuesta a contratarles, mientras que Nueva York se centró en la burocracia. Si la comparamos con Nueva Orleans, Chicago era un lugar más dinámico y comercial que la provinciana ciudad sureña. La música en Nueva Orleans servía para divertirse, en Chicago formaba parte de una vasta industria del espectáculo, dominada por los gansters.

Ted Gioia en 'Historia del jazz' habla asimismo de un falso cliché que identifica el jazz de Chicago con músicos exclusivamente blancos. Basta con hacer un breve recorrido por entradas anteriores para comprobar la lista de músicos negros asociados a Chicago, encabezados por Louis Armstrong, Joe 'King' Oliver o Jelly Roll Morton. Aunque también es cierto que en Chicago florecieron los primeros nombres importantes del jazz blanco como Bix Beiderbecke o Benny Goodman. ¿Cómo se produjo la transición del jazz de Nueva Orleans al de Chicago? ¿Cuáles fueron sus características principales? ¿Quiénes se postularon como los grandes artífices de esa transición? ¿Cómo era el ambiente musical del Chicago de los años 20? Vamos a intentar sintetizar...

Cabaret negro. Barrio sur de Chicago

El estilo Chicago

Uno de los rasgos definitorios consiste en la tendencia a abandonar la improvisación colectiva y convertir las interpretaciones en una cadena de solos sobre un riff de fondo. A medida que el jazz se aleja de Nueva Orleans, las líneas melódicas ya no se contraponen entre sí, sino que luchan por la hegemonía. En el estilo de Chicago los instrumentos de viento se unen en interludios escritos, en una técnica más próxima al sonido 'big band' que a la tradición de Nueva Orleans.

Crece la importancia del saxofón, sobre todo el tenor. Incluso en algunas agrupaciones sustituye al trombón para desempeñar un papel más melódico, preludio inequívoco de un jazz más orquestado. A su vez se aumentan los recursos estilísticos como el flare up (estallido polifónico), el shuffle rhythm (efecto parecido al doble tiempo que aportaba variedad al puente) y el break, donde el grupo hace un alto de dos a cuatro compases para introducir un fraseo lleno de hot.

Como ya hemos apuntado en Chicago confluyeron músicos de distintas razas y estilos en busca del amplio abanico de oportunidades que ofrecía la ciudad para tocar y ganarse la vida. Los negros llevaron el blues, aunque Chicago ya contaba con su propia tradición de ragtime (y de jazz) antes de la llegada de los músicos de Nueva Orleans.

Asimismo los músicos blancos aportaron diversas tradiciones europeas sin esconder cierta fascinación por la música clásica contemporánea. Por ejemplo el empleo de melodías en tonalidad menor sugiere reminiscencias de la música klezmer judía (introducidas por Benny Goodman) o la tradición lírica italiana en la combinación del violín de Joe Venuti y la guitarra de Eddie Lang. Todos estos elementos contribuyeron a ampliar el vocabulario del jazz.

Gansters y cabarets

Pero si algo distingue al Chicago de los años 20 es que ofrecía una variedad infinita de salas y locales para la diversión y la música en directo, quizá la más extensa de todo Estados Unidos. Sólo en el barrio negro había alrededor de cincuenta clubs operando a la vez como se puede apreciar en esta web, que además los sitúa en el mapa y hace una relación de los músicos y bandas que actuaron en ellos.

Según describe Frank Tirro en 'Historia del jazz clásico', los músicos trabajaban en cuatro entornos distintos: cabarets dirigidos al público negro, pero que también admitían clientela blanca; en segundo lugar en salas de baile reservadas a los blancos; cines y teatros de vodevil dirigidos al público negro y por último en sesiones de grabación. Las salas de baile y teatro ofrecían a las bandas blancas integradas en el establishment musical de la ciudad y tenían un público más respetable. Mientras que los cabarets -donde actuaba el grueso de músicos llegados de Nueva Orleans- pertenecía al sector más turbio de la población.

Muchos de esos clubs y cabarets estaban regentados por mafiosos. Además la promulgación de la Ley Seca ayudó a que creciera el número de locales clandestinos para beber alcohol y al mismo tiempo aumentó la demanda de bandas de jazz para animar el cotarro. Al Capone, quizá el gánster más temido de todos los tiempos, frecuentaba (y controlaba) muchos de estos lugares, como el Grand Terrace donde actuaba el pianista Earl Hines, rebautizado como 'Mr Piano Man' y protegido suyo a cambio de que no contara nada de lo que oía en el local a la policía. Aún hoy en día, en locales míticos como el Green Mill se puede ver la mesa que ocupaba Capone, reconvertida en un curioso altar de peregrinación. No es que Al Capone amara el jazz, como sugiere Diego A. Manrique en este artículo de El País, sino que más bien veía en él una oportunidad de hacer negocio.

En uno de los clubs favoritos de Capone, el Friar's Inn, en pleno Loop, actuaron durante dos años seguidos los New Orleans Rhythm Kings, banda emblema del estilo Chicago, un conjunto de músicos blancos encabezados por el trompetista Paul Mares. Otros destacados fueron los Wolverines, grupo donde debutó Bix Beiderbecke, considerada como la primera banda de jazz formada por blancos que tocó un estilo genuinamente negro.

Hay multitud de nombres asociados a la primera generación del jazz de Chicago, como los Mound City Blue Blowers de Red McKenzie, que utilizaba peines y kazoos para evocar el sonido de la corneta, el clarinetista Pee Wee Russell o el batería Gene Krupa. Precisamente con estos tres últimos tocó el guitarrista Eddie Condon, según Ted Gioia, el padre fundador de la mitología del jazz de Chicago. Luego vendrían otros como Benny Goodman. Pero eso es otra historia... Ya nos detendremos con calma en la vidas de cada uno de ellos, porque merecen realmente la pena...

Concluimos con una selección de lo más representativo del sonido Chicago, empezando por los New Orleans Rhythm Kings y su 'Milenberg Joys' donde se puede observar el estilo más melódico del que hemos hablado anteriormente.



Seguimos con uno de los temas más famosos de Eddie Condon, 'China boy', en una fascinante interpretación donde, a parte de la introducción de los saxofones, participan la creme de la creme de la escena de Chicago como Pee Wee Russell y la batería innovadora de Gene Krupa.


Y para finalizar la archiconocida overtura del musical Chicago, 'All that jazz', que refleja excepcionalmente el ambiente de cabarets y salas de fiestas del Chicago de los años 20.



"Había tanta música en el aire que si levantabas la trompeta podía tocar sola". Frase de un joven músico de jazz de Chicago, recogida en el capítulo 3 del documental 'Jazz' de Ken Burns.

30 comentarios:

  1. Una vez más te superas, Grooveman... Como sabes, tengo debilidad por el mundo mafioso, así que me ha encantado tu entrada: ¡Esa mezcla de gansters, música y alcohol en los años 20 me parece explosiva!

    Tengo una espinita clavada con Chicago, una ciudad que aún no conozco... y sólo diré que después de leerte me he puesto a buscar vuelos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los halagos Isa JMoya!!! Chicago es una de las ciudades más fascinantes que he visitado en mi vida... No importa volver todas las veces que haga falta...

      Eliminar
  2. Hola Manu,
    Realmente es difícil pero te superas cada vez, me estás creando complejo de blogero superficial, esta entrada tuya debería ser materia obligatoria en un master de blogs, es amena, documentada, fascinante y hermosa.
    Si no fuera porque me haces disfrutar te diría que me deprimes ;-)
    Un abrazo y muchas felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje muy buena tu última frase! Muchas gracias por el reconocimiento, dan ganas de seguir adelante. Pero no estoy de acuerdo con lo de bloguero superficial para nada... Tiene que haber de todo!!! De hecho si todas las entradas fueran tan densas y largas como las mías, menudo rollo! ;-)

      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  3. Una vez más gracias por hacernos viajar en el tiempo. Es una delicia leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por acompañarme en el viaje!!! ;)

      Eliminar
  4. Concuerdo palabra por palabra con lo que dice Ferrán, después de leer cualquiera de tus entradas uno sale estupendamente reconfortado. En estos días estuve viendo entera los capítulos de esa superserie de la HBO titulada Broadwalk Empire. Como sabrás trata de los primeros años de la Prohibición en Atlantic City con la figura fascinante del gran capo Nucky Thompson y la aparición eventual de ciertos jóvenes con mucho futuro: Al Capone, Lucky Luciano, Meyer Lansky etc.. La música es espléndida y podemos escuchar cosas de esos grandes grupos del jazz Chicago junto a otra música de moda en aquel momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo esa serie en mi lista para empezar a verla ya... ¡qué ganas! :-)

      Eliminar
    2. Muchas gracias, doctor! Tanto halago va a hacer que me lo crea de verdad... ;) Había oido hablar de la serie pero no la he visto. Tu recomendación es el impulso definitivo para 'atacarla'... ;)

      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  5. Simplemente...GRACIAS.
    Fantástico, Grooveman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Sarita B!!!! Chicago es la ciudad!!! ;)

      Eliminar
  6. Como dice creo que Ferrán, nos creas complejo, tío !! Yo con unos articulillos cortos y torpes (aunque creo que estoy mejorando) y tú con unas crónicas fantásticas que nos situan en el lugar y en el momento.

    Y añado : no eres nada pedante, como otros Jazzeros viajados.

    COJONUDO, TÍO, CADA VEZ MEJOR !!

    Un abrazo

    Mario

    http://milesandltrane.blogspot.com/

    http://elbluesyotrashierbas.blogspot.com/

    http://moderneceslasjustas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. No flag, No Religion, No Peace, muchas gracias!!! Ningún complejo eh... Que vuestros blogs son igual de chulos o más! ;) Cada uno damos nuestra visión personal. Eso sí, agradezco mucho lo de no caer en la pendantería. Es algo que yo también detesto... Aquí nadie es más listo que nadie. Todo el mundo tiene cosas interesantes que aportar!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Bueno... fue un bonito paseo por Chicago. Curiosamente, también me acordé de Broadwalk Empire, serie absolutamente recomendable. Aquella época tenía algo... Se asocia tanto el jazz a New Orleans y el Blues a Chicago, que es de justicia recordar esa migración, ¿imaginais uno de esos trenes?. Bueno, yo soy más de vientos, Big bands y Blues, así que me ha encantado el estilo Chicago.

    Grande Manu Grooveman!! Siempre tan documentado, con sus enlaces que tanto se agradecen. Nos has llevado a un fantástico paseo.

    PD: Tras leerlo y escucharlo supe cuál sería mi disfraz estos carnavales ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Beronikes! Agradezco mucho tus palabras y tu reconocimiento. No me importaría haber viajado en uno de esos trenes, con Louis Armstrong de compañero... Qué imagen!

      No me lo digas, de mafiosa...;)

      Eliminar
  9. Igual no tienes esta referencia y te interesa:

    http://www.amazon.co.uk/Breaking-Out-New-Orleans-1922-1929/dp/B0002LPYVC/ref=sr_1_1?s=music&ie=UTF8&qid=1329438793&sr=1-1

    Un abrazo

    Mario

    (yo ya me la he pedido, jiji)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena recopilación!!!! Eres un maestro encontrando material... La pongo en mi lista de futuribles... Daré un vistazo primero por FNAC y sino seguro que cae... ;) ya me contarás qué tal cuando la recibas!

      Abrazos

      Eliminar
  10. Estupendo, tardo en escribir porque me lleva tiempo leer el artículo, sobre todo porque me voy entreteniendo en ir a los enlaces, o leo el trozo de un tirón y luego me dedico a cotillear los enlaces.
    Mucho curre lleva y es de agradecer, es todo un placer leerlo y aprender cosas curiosas
    Hasta dentro de 15 dís

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jesús!! Ese es el espíritu del blog! Desgutarlo poco a poco, sin prisa, 'perdiendo tiempo' en los enlaces... Así concibo yo mis entradas, para que sean masticadas con calma...

      Es un placer que lo hagas así!!

      Nos seguimos leyendo!

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  11. Aquí está el extremo opuesto a Jesus y Groove : yo concibo mis articulillos como pequeñas pildoritas en las que contar un detalle, una anécdota, un disco...y no más. Admiro y envidio vuestra capacidad para dar forma, ´-amena y muy bien escrita- a los importantes temas de los que hablais, lo cual implica un trabajo de documentación importante y exhaustivo. Pero yo soy, ahora, incapaz de documentarme de forma integral sobre un tema, prefiero improvisar sobre un disco o sobre cualquier cosa que haya leído hace tiempo, y siempre poniendo facetas de mi experiencia, de mi interior. Quizás en demasía, pero es mi estilo.
    Es que por mi antiguo trabajo igual tenía que meterme entre pecho y espalda 30 artículos científicos sobre los biorritmos diarios de las truchas, y desde entonces aborrezco trabajar en exceso para un sólo tema.

    Creo que me podeis entender

    JAZZ FOREVER

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario, por hacer una analogía jazzística, yo creo que tus entradas son más be-bop, hard o incluso free jazz y las mías son más swing o jazz sinfónico... ;) Todas son perfectamente compatibles y complementarias... ;-)

      Saludos

      Eliminar
  12. Esta mañana he recibido la caja "Breaking out of New Orleans", y como me dijiste que te hiciera una crónica peqieñita cuando la recibiera, te remito a mi blog de Jazz Clásico, donde la comentaré a lo largo del día de hoy. Sólo 2 cosas: el sonido es fantástico (lo mejor posible con grabaciones de los años '20, pero lo mejor de lo mejor). Y la música es de poner a bailar a un incinerado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la analogía Jazzistica, yo creo que vosotros componeis suites de Ellington, y yo escribo pequeñas piezas basadas en standards. Creo que con el tiempo las haré más largas y mejores, pues hay que tener en cuenta que sólo llevo 1 ó 2 meses de salud real, algo que no me había ocurrido en los últimos 17 años (se dice pronto) Hoy le he enviado 5 relatos cortitos recientes por e-mail a una amiga, y me ha dicho que le recordaba al Mario de hace muchos años. Y así me siento yo. Que dure!!!

      Eliminar
  13. No he podido hacer la crónica de la caja porque llevo todo el día cruzando correos sobre lo de valencia (mientras escucho la caja, claro). Mañana cae fijo porque estoy realmente IMPRESIONADO!!

    Abrazos

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La actualidad manda. No se preocupe usted. Espero ese post con ansia.

      Un abrazo!!!

      Eliminar
    2. Doctor, perdona que no haya puesto aún la crónica de la caja de New Orleas. Ha tenido un pequeño ataque (ataques de reajuste los llamo yo porque duran un par ó 3 días de días) de "hipomanía", que suele provocar euforia y agresividad verbal, y estoy bastante medicado para contraatacar. Pero no va a durae más del finde, eso seguro!!!)

      DE TODOS MODOS TE RECOMIENDO LA CAJA A CIEGAS, ES FASTUOSA!!!

      Eliminar
    3. No te preocupes, no hay prisa ;) Recupérate! Un abrazo

      Eliminar
  14. Interesante y muy documentado blog. Me sumo desde ahora a los amantes.
    Saludos

    www.musicadejazz.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!! Sea usted bienvenido!

      Un abrazo

      Eliminar